Acuerdos de Colaboración para la Gestión Territorial

Los Acuerdos de Colaboración para la Gestión Territorial1 tienen como finalidad la coordinación y orientación del proceso de gestión territorial en los Altos de Chiapas. Éstos representan la enunciación de un conjunto de actividades que permiten formular, instrumentar y evaluar acciones destinadas a la transformación de las condiciones actuales de los nueve municipios que integran la región. Una de las características más relevantes de estos acuerdos es que son producto de la discusión, reflexión, aprobación y control de las autoridades municipales, así como de la ciudadanía a quienes representan. Ambos actores se constituyen en asambleas comunitarias representadas en los Consejos Municipales de Desarrollo Rural Sustentable (CMDRS). Dicho espacio se plantea como una plataforma participativa enmarcada en el diálogo de saberes, incidiendo en el intercambio público de ideas y la creación de conocimiento colectivo basado en el reconocimiento de la diferencia con equidad. Al mismo tiempo, es un mecanismo social e institucional innovador, en tanto amalgama formas tradicionales de organización del territorio con las propias constitucionales, por lo que se favorece el intercambio entre diferentes sectores, actores, estructuras y territorios.

La  paulatina construcción de los Acuerdos de Colaboración para la Gestión Territorial se planteó desde el Ja vu xi xanojkuti’k (el camino que seguimos), considerando los siguientes espacios de análisis: i) lo que queremos cambiar (Ja kusi tajkanti’k); ii) campo potencial (Li Buto xu xi k’otutik); iii) Campo Próximo de Construcción (Taj nopti’k vayu’k); iv) Consenso Intercultural (Taj chaptik loil); v) Lo que acordamos hacer (Ja komun laj champik loil). Del trabajo en estas áreas, nacieron los Acuerdos de Colaboración que orientan las iniciativas, acciones y procesos dirigidos a la Planeación Estratégica Municipal. En este sentido, las áreas que enuncian dichos acuerdos son las siguientes:

  • Slekila’ almetik balamilal (Cuidemos a nuestra madre tierra como ella nos cuida), mismo que refiere al ordenamiento ecológico del territorio y al manejo patrimonial de los servicios ambientales.
  • Comon yaj nopti’k (Todas y todos nos apoyamos), alude al fortalecimiento de instancias de participación ciudadana, tales como el Consejo Municipal de Desarrollo Rural Sustentable, fomento a la equidad de género y el empoderamiento de las mujeres, entre otras áreas.
  • Jve’eltic chu’uc k’amtetil tad kotoltik, vinik Antsetik (Tortillas, trabajo y dinero para todos y todas), orientado a garantizar la seguridad y soberanía alimentaria y la erradicación de la pobreza.
  • Slekilal sku’xinel (Todas las comunidades han mejorado sus medios para vivir), que garantiza el derecho a la educación, salud, agua potable, servicios públicos municipales, comunicación, vivienda digna, recreación y deporte.
  • Aj’waliletik x’icha wanikta m’uk (Un gobierno que sirva), dirigida a la gobernabilidad municipal en cuanto a la transparencia, la rendición de cuentas y una democracia real que respete la diversidad política.
  • Yax’ch’i kuxlejaltik (Nuestra cultura crece), se orienta al fortalecimiento de la integridad y la identidad cultural, conservando y difundiendo el patrimonio cultural tangible e intangible, así como la revalorizando el derecho y la cultura indígena.
  • Ya’j Kil spisil (Conozco lo que pasa en el mundo y soy respetado por lo que pasa en mi municipio), impulsa la sociedad del conocimiento estableciendo un círculo de aliados integrado por instituciones civiles y públicas que se sumen a los acuerdos.
Así, el Círculo de Organizaciones Aliadas se integra en el reconocimiento de estos Acuerdos, y los establece como base de su accionar territorial. De hecho, el mismo proyecto “Círculos de Alimentación Escolar” se originó en el marco de uno de estos Acuerdos, concretamente el 3° Jve’eltic chu’uc k’amtetil tad kotoltik, vinik Antsetik (Tortillas, trabajo y dinero para todos y todas), del que se derivó el Consenso  C.1.4. “Implementación del Círculo de Alimentación Escolar sana, universal, asociada  y diaria”. De aquí, que el primer paso fuera la estipulación de compromisos y pactos entre el Círculo de Organizaciones Aliadas de los Altos de Chiapas y los Consejos Municipales de Desarrollo Rural Sustentable de San Juan Cancúc y Pantelhó, para la concreción de la propuesta “Círculos de Alimentación Escolar”. Una vez discutido y aprobado por los CMDRS, los consejeros, conjuntamente con el Equipo Coordinador Operativo y las organizaciones Aliadas, presentaron dicha propuesta a las autoridades locales, mismas que accedieron a su implementación.